Un ventilador de techo puede reducir hasta en un 50% el gasto en aire acondicionado

0

Tras sufrir la primera ola de calor, la climatización del hogar y la oficina toma relevancia. La combinación de ‘buenos hábitos’, aire acondicionado y ventiladores reduce considerablemente el gasto eléctrico. Un ventilador de techo DC puede reducir hasta en un 50% el gasto en aire acondicionado y hasta un 30% el gasto en calefacción en invierno. Las tres cosas se complementan ofreciendo un mejor confort y calidad del aire.

“Tengamos el ventilador que tengamos reduciremos el gasto en aire acondicionado, no obstante, si contamos con uno de los nuevos modelos con motor DC el ahorro de energía será mayor y ganaremos también en silencio. Un ventilador de techo DC consume hasta un 60% menos de energía que los clásicos con motor AC, y llega a reducir hasta un 50% el gasto en aire acondicionado”, afirma Mariano del Val, Jefe de producto ventilación de SÛLION.

Costumbres como cerrar las ventanas a las horas de más calor e impedir que el sol entre directamente en la estancia con toldos, persianas y/o cortinas; aíslan el espacio y conservan la temperatura interna. Los aires acondicionados enfrían el aire de la habitación y los ventiladores ayudan a la circulación de aire y la ventilación de los espacios. Las corrientes, la humedad, el número de personas que están habitualmente en la estancia, etc. influyen a la hora de aclimatar. La media estándar para interiores en los meses de verano se establece en los 24ºC y para lograrlo lo mejor es encontrar un equilibrio entre una fuente de frío y la distribución del mismo.

El mercado ofrece innovadores modelos de ventiladores como el primero sin aspas: Rubik, un ventilador centrífugo que esconde un concepto novedoso por el que absorbe el aire desde la parte central creando
una distribución homogénea del mismo en el espacio. Este ventilador solo mide 70 cm, sin embargo puede ventilar una habitación de más de 30 metros. Rubik funciona con motor DC, más silencioso y eficiente, y tiene una doble luz que permite dinamizar la temperatura de color de cálido a frío.

La ventilación circadiana con iluminación LED y temperatura de color regulable influye directamente en el bienestar. Los ritmos circadianos son cambios físicos, mentales y conductuales que experimenta nuestro cuerpo durante las 24 horas del día en función de la temperatura de color que ofrece la luz natural.

“Está demostrado que el ciclo biológico del cuerpo humano está directamente relacionado con la iluminación. Nuestro cuerpo responde con cambios físicos, mentales y conductuales a la luz y la oscuridad del ambiente que nos rodea, de ahí que el organismo tienda a dormir por la noche y estar despierto-activo durante el día. Si queremos favorecer el descanso o la actividad, lo aconsejable es adaptar la iluminación de los espacios a cada actividad y esto es también posible a través de los ventiladores”, explica del Val.

Los ventiladores de techo con iluminación LED cumplen una doble función: iluminar y favorecer la climatización tanto en verano como en invierno. En verano el aire en movimiento genera una sensación térmica de hasta 5ºC menos en la habitación y en invierno los ventiladores desestratifican el aire caliente acumulado en el techo repartiéndolo por toda la estancia.

Compartir.

About Author

Mario Prieto

Comments are closed.