Schneider Electric lanza dos gamas de multisensores para garantizar la calidad del aire interior

0

Los nuevos sensores permiten medir y monitorizar múltiples parámetros, como el CO2 y los compuestos volátiles orgánicos, además de la humedad y la temperatura, ayudando así a controlar la calidad del aire de espacios interiores como escuelas, restaurantes y comercios.

Los nuevos sensores de interior SLA y SLP forman parte de la gama SpaceLogic y pueden aplicarse tanto a proyectos de nueva construcción como de modernización de estancias, siendo compatibles con sistemas de otros proveedores.

Schneider Electric, líder en la transformación digital de la gestión de la energía y la automatización, lanza presenta sus nuevas gamas SLA y SLP de multisensores para espacios de interior, que permiten medir la calidad del aire. Las gamas, que forman parte de la solución SpaceLogic de la compañía, permiten medir la calidad del aire de estos espacios, detectar cuando éste se sobrecarga, enviar alertas al operador de las instalaciones y actuar en consecuencia para resolverlo. La nueva solución está especialmente pensada para espacios como escuelas, oficinas, hospitales, hoteles, o negocios, y es fácilmente integrable en sistemas ya existentes, sean o no de Schneider Electric.

La gama permite monitorizar una gran variedad de parámetros relacionadas con la calidad del aire interior, como el CO2, los compuestos volátiles orgánicos (VOC, por sus siglas en inglés), la humedad relativa (RH) y la temperatura. Destaca especialmente el innovador sensor de VOC, que detecta compuestos orgánicos volátiles como el olor corporal, el humo, la pintura o la desgasificación de las alfombras ofreciendo una lectura de 0 a 100% según el Índice de Calidad del Aire TVOC de la OMS.

“En un momento como el actual, la calidad del aire interior se ha convertido en una auténtica prioridad para garantizar la salud y la seguridad de los ocupantes. Por esta razón los gestores de edificios están trabajando para aumentar la seguridad y eficiencia de la calidad del aire y los sistemas HVAC” – explica Rubén Molina, Product and Digital Energy Manager de Schneider Electric-. “Con nuestros sensores de interior, de una forma sencilla y fácil de implementar, colegios, restaurantes, oficinas, pueden conocer en tiempo real la calidad del aire y recibir alertas en el momento en el que es necesario ventilar las estancias y reajustar los parámetros, para aumentar la seguridad de los ocupantes”. 

Ayuda a los gestores de los edificios Post-COVID19

Actualmente no existen sensores que detecten de manera directa la existencia de COVID-19 en el aire, pero si se ha demostrado que la propagación del virus es muy fuerte en espacios cerrados sin ventilación, derivada de la alta concentración de aerosoles en suspensión. Los aerosoles son partículas que las personas desprendemos de manera natural. En cambio, una correcta ventilación cruzada hace eliminar los aerosoles y baja drásticamente la propagación del virus.

Los sensores de CO2 y VOC son la manera indirecta más eficaz de informar al gestor del edificio o al sistema de gestión automática, donde podrá enviar una alarma, que ese ambiente necesita de una ventilación urgente.

La gama SLA y SLP incorporan en su versión de pantalla táctil, el modo semáforo, que, con una clara señalización visual, muestra el nivel de concentración de la estancia.

Múltiples opciones

Los sensores de la serie SLA tienen salidas analógicas seleccionables de 4-20mA, 0-5V o 0-10V, mientras que las de la serie SLP, permiten elegir entre dos salidas de protocolo, BACnet MSTP y Modbus RTU. Ambos modelos pueden utilizarse con una amplia variedad de controladores tanto de Schneider Electric como de otros proveedores.

Las gamas cuentan con una estética contemporánea y dimensiones compactas, con diferentes acabados (Optimum White, OPtimum Black, Medium White) y tres opciones de interfaces: pantalla táctil a color, pantalla LCD con tres botones o cubierta blanca.

Compartir.

About Author

smartLIGHTINGhome

Comments are closed.