Las bombillas led se consolidan en la cima del ahorro y diseño comercial ante el ocaso de las halógenas

0

El Plan de Eficiencia Energética   aprobado  por  la Unión Europa  en  el  año  2011  tiene  como  objetivo  garantizar  un  suministro  energético  seguro, asequible  y  respetuoso  con  el  clima.  Por  ello,  en  los  últimos  años  se  han  desarrollado diversas soluciones especialmente adaptadas a las innovaciones tecnológicas, como las luces led, sinónimo de ahorro y calidad en los diferentes espacios que forman parte de nuestro día a  día.  Desde  MOINSA,  empresa de equipamiento  comercial  y  técnico,  iluminación  e intralogística, explican las opciones de estas nuevas condiciones de iluminación adaptadas a las    exigencias    más    actuales    justo    cuando    las    bombillas    halógenas    dejan    de    ser comercializadas.

El Plan  de  Eficiencia  Energética que  aprobó  la  Unión  Europea  en  el  año  2011 persigue  el objetivo  de  garantizar  que  los  ciudadanos  y  las  empresas  de  la  UE  tengan  un  suministro energético seguro, asequible y respetuoso  con  el  clima.  Por  ello,  desde  que  se  prohibiese  la fabricación,   en   el   año   2012,   de   la   bombilla   incandescente   por   la   Unión   Europea,   la sostenibilidad en el tema de  la iluminación tomó  un nuevo  nivel de  importancia y  alerta. La evolución llegó con soluciones más eficientes y, ahora, la historia se vuelve a repetir con las bombillas halógenas, listas para dejar de ser comercializadas el próximo 1 de septiembre por la nueva normativa y sustituidas por una iluminación led.

Bombillas, LED, Halógenas

Lo que hace especial a la bombilla led es que consume una décima parte de energía que una halógena,  a  la  vez  que  proporciona  la  misma   electricidad.  Además,  la  Organización  de Consumidores  y  Usuarios  (OCU)  matiza  que  es  más  barata,  tiene  una  vida  útil  mayor  y  el ahorro  energético  es  más   notable.   Todos  estos  datos   repercuten  directamente  en  los espacios que acogen este tipo de iluminación y que cada vez serán más gracias a la normativa del marco europeo.

En el equipamiento de un establecimiento son muchos los factores a tener en cuenta para que sea acogedor y cumpla las funciones para las que fue creado. Entre los diferentes elementos que conforman el producto técnico, la iluminación ha reinventado los diseños más actuales porque  con  ella  se  crean  espacios  que  comunican  la  marca.  La  iluminación  aporta  un  valor añadido  ya  que  puede  crear  espacios  cómodos,  haciendo  resaltar  los  artículos  gracias  a  la iluminación   de   colores   o   sacando   a   la   calle   las   últimas   innovaciones   sostenibles   y arquitectónicas   como   los   productos   LightPoints   in   Motion,   utilizados   como   pantallas multimedia  espectaculares  que  ofrecen  un  soporte  inteligente  para  las  proyecciones  en publicidad exterior o interior. Otras opciones dan la ventaja de interactuar con un sistema de iluminación en nuestro hogar o sincronizarlo con nuestros teléfonos móviles.

En  cualquier  proyecto  se  debe  analizar  qué  material  es  el  más  adecuado,  por  calidad, condiciones  del  establecimiento  o  simplemente  porque  es  el  que  demanda  el  cliente.  La tecnología  está  cada  vez  más  presente  haciendo  que  detrás  de  todo  esto,  haya  un  sistema integral  de  diseño,  construcción  y  montaje  centrado  en  la  logística,  capaz  de  ofrecer  las mejores  posibilidades  de  mobiliario  e  iluminación  para  cada  espacio.  Precisamente,  aquí  es donde interviene MOINSA, responsable del mayor proyecto europeo de iluminación interior llevado a cabo en tiempo récord en los centros de El Corte Inglés. Como empresa orientada a la  innovación  y  a  la  mejor  continua,  la  sustitución,  el  cambio  y  la  modernización  de  la iluminación  de  96  centros  de  El  Corte  Inglés  fueron  posibles  gracias  a  la  utilización  de  una tecnología puntera;  se  instalaron más  de  600.000  módulos  led como  fuentes de  iluminación fabricados e instalados a medida y se cambiaron todos los metros cuadrados lineales de techos metálicos. Por todo ello, esta modernización ha supuesto un importante ahorro de energía y climatización además de una menor emisión de CO2.

Desde  el  departamento  de  marketing  de  MOINSA,  María  José  Domínguez  afirma  que  “la iluminación se selecciona en función de la marca, del producto y de su público para generar un universo en el que se encuentre a gusto ya que cuanto más tiempo pase el consumidor en la tienda, más se vende”. En los más de 50 años de experiencia analizando las necesidades de cada espacio en función de su finalidad, las soluciones integrales de MOINSA se traducen en adaptación   a   cada   tipo   de   clientes.   “Ellos   son   la   razón   principal   de   que   sigamos modernizándonos  gracias  a  la  innovación  y  al  compromiso  por  mejorar  el  medio  ambiente creando   marca   y   ofreciendo   un   servicio   integral   basado   en   la   demanda   de   cada establecimiento” declara Domínguez

Compartir.

About Author

RedaccionSMLHome

Comments are closed.