El estudio KNOWHAUS te desvela las claves para transformar tu hogar a través de texturas y tonalidades más estivales

0

Con la llegada del buen tiempoapetecevestir nuestro hogar de tonos alegres que aligeren el aspecto de las estancias y aporten frescura. Es el momento de retirar textiles de lana, tejidos cálidos, tonos oscuros, de modificar composiciones complejas y apostar por conjunciones más sencillas que acompañen el espíritu estival. A continuación mostraremos algunas de las propuestas del estudio de arquitectura e interiorismo KNOWHAUS, especializado en ofrecer servicio de Home Project Management, una labor que no termina con la entrega de llaves de la vivienda y que perfectamente puede ocuparse de tareas como las decoraciones estacionales y especiales. Un lujo sin igual parecido a estrenar casa cada tres meses.

Amarillo. El color que más recuerda al sol es un tono estupendo para decorar nuestros hogares en verano. Ideal en formato sólido pero también integrado en todo tipo de estampados, sobre todo en los omnipresentes rallados, combinados con blanco, crema o beige, una combinación que destila elegancia. 

Los cojines en todos estos ejemplos, son el foco con el que KNOWHAUS incorpora esta tonalidad a los distintos ambientes.

Azul. Otro tono protagonista incuestionable de la época estival. Prácticamente en el lado opuesto del círculo cromático, funciona perfectamente combinado con el amarillo pero también ofrece muchas posibilidades por sí solo, combinado con blanco o con distintas tonalidades de azul e incluso turquesa y morado como veremos a continuación.

Compartir.

About Author

Comments are closed.