Nuevo etiquetado energético 2021

0

Unos años después de la incorporación de las clases A+, A++ y A+++ la Unión Europea ha aprobado una nueva revisión que supone un cambio más en el etiquetado energético y que entra en vigor el 1 de marzo de 2021.

El etiquetado energético existe desde 1995, aunque con la mejora de eficiencia de los electrodomésticos a lo largo de estos años ya se ha visto sometido a alguna revisión.

Los electrodomésticos afectados son lavadoras, lavadoras-secadoras, lavavajillas, frigoríficos, congeladores y vinotecas.

El principal aspecto de dicha modificación reside en que supone un reescalado, es decir, un producto que hasta el 2020 era clase A+++, con el nuevo etiquetado puede ser clase C o clase D. Es importante incidir en que el producto no ha cambiado, es decir, no consume más que antes, lo que ha cambiado es la escala que fija la letra del etiquetado.

La nueva etiqueta energética

El 1 de marzo de 2021 cambia por completo la información y el diseño de la etiqueta energética de las lavadoras, lavadoras-secadoras, lavavajillas, frigoríficos, congeladores y vinotecas.

¿Por qué cambia la etiqueta energética?

En primer lugar, por el comportamiento de los propios usuarios, que cada vez demandan programas más rápidos y adaptados a la realidad que permitan, por ejemplo, limpiar eficazmente recipientes de plástico.

En segundo lugar, por los avances tecnológicos que han experimentado los electrodomésticos en los últimos años. Se han fabricado muchos productos que han alcanzado calificaciones de A+ o muy superiores, por lo que el actual etiquetado energético ha perdido su función original.

La nueva etiqueta energética desde 2021

¿Cuáles son los cambios más significativos para el consumidor?

  • Desaparecen las clases de eficiencia A+, A++ y A+++.
  • El nuevo escalado va desde la clase A (más eficiente) hasta la clase G (menos eficiente).

La Unión Europea también ha modificado los ensayos a los que se someten a los electrodomésticos para calcular los datos de consumo, por lo que no es posible comparar ni los valores ni los índices de eficiencia de una etiqueta anterior con los datos de la nueva etiqueta.

Etiquetado energético de hornos, campanas y secadoras

Vigente desde el año 2012, la etiqueta energética de los electrodomésticos es una herramienta muy útil para que puedas elegir los modelos más eficientes. Hornos, campanas y secadoras siguen manteniendo este etiquetado.

La información del etiquetado energético está plasmada con pictogramas neutros de cara a proporcionar información adicional muy importante sobre un electrodoméstico: la capacidad, el consumo de agua y/o energía o la cantidad de ruido que emiten.

Compartir.

About Author

smartLIGHTINGhome

Comments are closed.