Enerheating expone los beneficios de la calefacción por infrarrojos en la salud

0

La empresa especialista en distribución energética en España y Portugal, Enerheating, apuesta por la calefacción por infrarrojos como medida de calor que beneficia la salud de las personas

Los infrarrojos son parte del espectro de la luz natural del sol y se alejan de la radiación ultravioleta (UVA), la cual si puede dañar la piel. Por parte, los infrarrojos son menos perjudiciales. “La calefacción por infrarrojos además de calentar de forma eficiente es inofensiva”, aseguran desde Enerheating.

Al ser parte del espectro de radiación del sol, junto con la radiación eléctrica y la UVA, el uso de estos en los sistemas de calentamiento es igual de eficaz que la energía solar. “Con un sistema de calefacción por paneles de infrarrojos como los suministrados por EnerHeating te calientas de la misma manera que lo haces cuando estás dando un paseo al sol pero en tu propia casa o espacio de trabajo”, explican.

Los paneles que suministra la empresa se basan en la onda larga, las cuales tienen la propiedad de penetrar, refractar, irradiar y reflexionar. Estas características son una de las principales diferencias entre este sistema de calefacción y los convencionales. Mientras que el infrarrojo calienta directamente el espacio u objeto, los otros métodos lo hacen a través del aire, perdiendo así eficiencia.

“Con un sistema de calefacción por infrarrojos podrás ahorrar energía y reducir tus facturas, otra importante razón para elegir los paneles radiantes” argumentan desde Enerheating.

Son múltiples los beneficios que aportan los infrarrojos a la salud de las personas, según Enerheating. En primer lugar factores económicos. La generación de ondas infrarrojas requiere un coste energético menor que los métodos tradicionales, por lo que la factura energética de hogares y negocios se ve reducida. “Se estima un ahorro de entre un 30% y un 50%”, añade la empresa. Además, reduce el coste de ventilación, la inversión inicial no es desorbitada y la instalación es sencilla, puesto que requiere solo de una línea de alimentación, todo ello asegurando una vida útil de unos 50 años.

En segundo lugar, la calefacción vía infrarrojos también aporta numerosos beneficios medioambientales. De entre ellos, destacan que es una energía verde, no altera el grado de humedad del aire y no emite gases contaminantes. “Con este sistema se contribuye a evitar el efecto invernadero y los daños que se generan en la atmosfera”, explican.

Por último, contribuye en aspectos higiénico-sanitarios, puesto que esta energía previene enfermedades bronquiales y pulmonares y evita el ‘síndrome del edificio enfermo’. A esto se le añade que mantiene una humedad y temperatura que benefician el bienestar general

Compartir.

About Author

Mario Prieto

Comments are closed.