Échame un cable: Viviendas conectadas y clientes prosumidores

0

Las viviendas serán, próximamente, el mayor consumidor de electricidad y el mayor contribuyente de emisiones de dióxido de carbono, creciendo hasta un 40% respecto los niveles actuales.

Por este motivo, el autoconsumo de energía solar fotovoltaica jugará un importante papel en la lucha contra el cambio climático, además de reducir los costes económicos y convertir a nuestros clientes en prosumidores, para que aprovechen al máximo su energía y sus recursos.

De ello os quiero hablar junto a Javier Hernández, Product Manager de KNX; y Alexandra Romero, Product Manager de vehículo eléctrico, en este nuevo artículo de Échame un Cable, la serie que publicamos especialmente para ti, profesional electricista.

Retos y oportunidades en la vivienda conectada

La instalación de energía solar en el sector residencial en España no ha aflojado su crecimiento durante el 2020 a pesar de la pandemia. De hecho, durante el último año se han instalado 115 MW de energía solar para autoconsumo en el sector residencial, lo que representa un incremento del 250% respecto al 2019.

Sin embargo, hemos visto que la adopción de este tipo de energía a nivel residencial se ve empañada por un lento retorno de la inversión; esto se debe a que la mayor parte del consumo eléctrico en la vivienda ocurre durante horas de nula o escasa producción solar.

Por lo tanto, no es suficiente con instalar paneles solares para aprovechar la energía que producen las viviendas. Para maximizar su uso, necesitamos dotarla de un sistema que pueda gestionar la generación y la demanda de energía de una manera más eficiente.

Esto implica una solución inteligente y resiliente que pueda gestionar todas las fuentes de energía y todos los electrodomésticos importantes del hogar, para que la mayor parte del consumo se pueda hacer aprovechando la energía solar pasando de un 30 % de autoconsumo de la energía producida hasta llegar a cerca del 80%.

La solución: un hogar KNX

Así que, en las viviendas del futuro no bastará con disponer de generación solar, sino que también habrá que aprovecharla de forma adecuada. Si bien las baterías serán una opción para contemplar a corto y medio plazo, la mejor solución siempre será consumir la energía en el momento de su producción y esto es posible si las viviendas integran la tecnología KNX.

KNX gestiona de forma autónoma y mediante criterios económicos y ecológicos. Imagen: Schneider Electric

Gracias a la tecnología KNX y en especial al controlador lógico Wiser for KNX, nuestros clientes podrán cubrir sus necesidades de consumo y gastar menos cantidad de energía de la red. El algoritmo de control que dispone el sistema KNX permite personalizar las instalaciones para cada usuario y sus costumbres:

  • Balanceo cargas dinámico en función del consumo y la producción o potencia contratada, priorizando circuitos y retrasando consumos a horas de máxima producción.
  • Modificando los modos de funcionamiento de la vivienda, entre ECO, horarios personalizados, carga rápida del coche, etc.
  • Limitando el consumo máximo de la vivienda en función de la potencia contratada.

KNX es nuestra apuesta para la gestión inteligente de la energía en el hogar. Puede beneficiar a nuestros clientes al gestionar, de forma autónoma y mediante criterios económicos y ecológicos, la distribución de energía en el hogar de la manera más eficiente.

Con KNX unimos el mundo eléctrico con el mundo digital. Somos capaces de vincular el lado de la oferta energética -ya sea de red interna o su propia generación solar- por un lado y el consumo de energía dentro de su hogar.

Además, el control se realiza desde una plataforma de visualización sencilla, donde es posible, además de gestionar la producción, el almacenamiento, la climatización y la carga del vehículo eléctrico, incorporar la iluminación, las persianas y demás necesidades de la vivienda.

EVLink, cargadores de vehículo eléctrico

Si hablamos de la vivienda del futuro y el hogar conectado, sabemos que la movilidad eléctrica será uno de sus ejes centrales. Por esto en Schneider Electric hemos creado EVlink, nuestra gama de cargadores con más de 125.000 puntos de recarga instalados en todo el mundo.

Los modos de recarga pueden priorizar criterios económicos, ambientales o de disponibilidad. Imagen: Schneider Electric

Los cargadores permiten una gestión integrada con el sistema de gestión de los recursos energéticos central de la vivienda para brindar flexibilidad a la vivienda y a la red. Esto quiere decir que nuestros cargadores disponen de la conectividad suficiente para regular de forma autónoma la potencia de carga para evitar superar la potencia contratada.

Este hecho es primordial para mantener una continuidad de suministro, incluso durante aquellas horas en las que pueda haber un fallo de red evitando las pérdidas económicas que pueda haber provocadas por la rotura de la cadena del frío en los alimentos de la nevera y el congelador, por ejemplo.

El usuario siempre tendrá la palabra final respecto al modo de recarga que quiera, habiendo diferentes modos de carga en función de priorizar criterios económicos, ambientales o de disponibilidad en función del número de kilómetros que se quieran realizar después de la recarga.

Mediante el ecosistema Wiser for KNX, podremos proporcionar a nuestros clientes el conocimiento y el control sobre sus principales cargas eléctricas para aprovechar el máximo de su energía y sus recursos, en el nuevo paradigma energético.

Finalmente, es destacable el hecho de que la incorporación de soluciones digitales en una viviendas incrementan un 6% el valor del alquiler y un 15% el precio final de venta. Una cifra nada desdeñable para nuestros clientes, creciendo año tras año la demanda y la adopción de la tecnología Smart Home en el hogar.

Autor: Luis Catalan, Channel Manager at Schneider Electric

Compartir.

About Author

Comments are closed.