9 de cada 10 españoles desearía saber si sus vecinos han sufrido un robo en su vivienda

0

Sufrir un robo en el hogar no sólo conlleva pérdidas materiales, económicas y sentimentales; sino que también es un suceso traumático para quienes lo sufren y una situación que, además, pone en estado de guardia a los demás residentes del edificio o vecindario en el que se ha cometido el delito.

En este sentido, un informe realizado recientemente por Ring, la compañía de seguridad doméstica que pretende reducir la delincuencia en los vecindarios de todo el mundo, constata que hasta un 92% de los españoles desearía conocer si sus vecinos han sido víctimas de hurto en su domicilio, ya que esto les permitiría tomar precauciones ante otros posibles incidentes. Paralelamente, el mismo estudio también apunta que casi la mitad de los consultados (47,3%) confiesa que tener una buena relación con sus vecinos es lo que más le tranquiliza cuando no está en casa.

Las conclusiones del informe de Ring, elaborado mediante encuesta, se enmarcan en un contexto en el que las visitas inesperadas en las viviendas están volviendo a incrementar en España: según el cuarto Balance de Criminalidad 2018 del Ministerio del Interior, el año pasado los robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones aumentaron en un 1,12% respecto al ejercicio anterior, hasta alcanzar los 257.591 casos registrados.

Teniendo en cuenta estas cifras, no es casual que, según el documento de Ring, más de un 20% de los españoles encuestados (21,10%) se sientan hoy menos seguros en sus casas y barrios que hace 2 años, citando el aumento de hurtos y actos de vandalismo en la zona como principal motivo (46,45%). Solo un 14% considera que su casa está actualmente más segura que en 2017, los cuales, al ser preguntados por las razones que les hacen sentir más tranquilos, mayoritariamente (47,62%) alegan que el principal motivo es disponer de algún tipo de sistema de seguridad.

Nuevas formas de proteger el hogar

Para hacer frente al aumento de hurtos y vandalismo, el mercado está viviendo la llegada de nuevas medidas de seguridad innovadoras y a precios factibles, capaces de dificultar que los ladrones se escabullan libre y disimuladamente en los hogares.

Empresas como la citada Ring han introducido recientemente en nuestro país las efectivas y asequibles soluciones de seguridad para el hogar que ya triunfan en Estados Unidos o Reino Unido, entre otros países. Principalmente, se trata de videotimbres inteligentes como el Ring Video Doorbell 2, que funciona con batería; y cámaras de seguridad como la Stick Up Cam, la cual se erige como la primera cámara de la marca apta tanto para exteriores como para interiores. Estos dispositivos permiten a los usuarios controlar todo lo que pasa alrededor de la vivienda cuando sea y desde donde sea: equipados con tecnología de detección de movimiento, les informan de todas las visitas (esperadas o no) mediante notificaciones a su Smartphone; y les ofrecen la posibilidad de mantener conversaciones bidireccionales con sus visitantes a través de su dispositivo móvil u ordenador.

Aunque estos nuevos dispositivos sean una novedad en España (Ring empezó a operar en nuestro país en agosto de 2018), cabe destacar que el citado estudio elaborado por la compañía también recoge que más del 43% de los españoles se sentiría más seguro si contara con un dispositivo de seguridad inteligente conectado al móvil.

Con todo, lo cierto es que la popularidad de los sistemas de monitorización en tiempo real está creciendo gracias a su eficiencia, conveniencia y facilidad de uso. Sobre todo porque estos dispositivos permiten controlar proactivamente los hogares -tanto su interior como su exterior- y proporcionan tranquilidad a sus usuarios, además de que funcionan como elementos disuasorios y contribuyen a aumentar la seguridad de todo el vecindario.

Compartir.

About Author

Mario Prieto

Comments are closed.