10 consejos para ahorrar energía en el día a día

0

Ahorrar energía no es solo bueno para el bolsillo (porque se ven reducidas las facturas a final de mes) sino que también es la manera más sencilla que tenemos los ciudadanos de tener un impacto menos negativo en el medio ambiente sin renunciar al confort. Basada en su experiencia, TÜV Rheinland, especializada en servicios técnicos de seguridad y certificación a nivel mundial, da las claves para que las familias gasten menos en su vida cotidiana y, a la vez, cuiden el planeta.    

Con el objetivo de que la sociedad reflexione sobre el consumo energético que se tiene en la vida cotidiana, el pasado 21 de octubre se celebró el Día Mundial del Ahorro de Energía. Los recursos naturales de los que nos provee la Tierra son abundantes, pero tienen un límite. Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), las familias españolas representan cerca del 30% del consumo energético total, y se reparte entre un 18% en la vivienda y un 12% en el coche.

Por ello, para darle un uso racional, la empresa especializada en servicios técnicos de seguridad y certificación a nivel mundial TÜV Rheinland, ofrece una serie de consejos para ahorrar energía en consonancia con las necesidades sociales y ambientales:

  • No dejar los aparatos eléctricos en standby: Hay que desconectar la televisión, el equipo de música o el ordenador porque, si no, sigue siendo un consumo fantasma. Si el standby fuera un electrodoméstico, sería el cuarto que más consume en el hogar igualando a la lavadora.
  • Realizar un buen aislamiento en puertas y ventanas: Tanto en invierno como en verano se estima que entre el 15 y el 25% de la energía se pierde por las puertas y ventanas que no cierran bien. Evitarlo puede ser muy sencillo instalando burletes o aplicando silicona o masilla.
  • Apagar las luces cuando uno se vaya: La única excepción son las bombillas fluorescentes, que duran menos si se encienden y apagan muchas veces. La solución es, por lo tanto, apagarlas para tiempos superiores a 10 minutos. Las luces halógenas y LED no “padecen” al encenderse, por lo que siempre conviene apagarlas, aunque se vaya a estar fuera unos minutos.
  • Usar bombillas LED: Este tipo de iluminación utiliza el 95% de la energía para la luz, por lo que se convierten en más duraderas y eco-eficientes permitiendo ahorrar hasta un 80% de energía. Durante el día se aconseja aprovechar la luz natural, no sólo por el ahorro, sino también, por nuestro bienestar.
  • Instalar cisternas de doble carga: El ahorro energético a través del agua es más sencillo de lo que parece. Basta con instalar este tipo de cisternas en casa para poder regular el vaciado. Además, los perlizadores o aireadores en los grifos disminuyen el caudal de uso, llegando a reducir el consumo hasta en un 50%.
  • Mantener la vivienda a unos 21ºC: Ahora que llega el invierno hay que recordar que la temperatura ideal para disfrutar del confort oscila entre los 19ºC y los 21ºC durante el día, y entre 15ºC y 17ºC durante la noche. Cada grado que se incremente la consigna de calefacción supone un incremento del 7% en el consumo.
  • Temperatura adecuada para el frigorífico: Es el electrodoméstico que más consume, por lo que es fundamental mantenerlo en temperaturas óptimas, esto es, 4ºC en la parte refrigerada y -18ºC en el congelador. Además, si la ausencia es de varias semanas, lo más conveniente es dejarlo en “modo vacaciones”, que eleva la temperatura hasta 14ºC en la parte refrigerada, pero mantiene la temperatura del congelador.
  • Poner la lavadora cuando esté llena: Para ahorrar energía y agua hay que lavar cargas completas de ropa teniendo especial cuidado a no sobrecargarla. Además, hay que tener en cuenta que el 80-85% de su consumo es para calentar el agua, por lo que es importante usar programas de agua fría o baja temperatura. Una medida que también se puede aplicar a otros electrodomésticos como el lavavajillas.
  • Mantener la caldera en buen estado: Tener un mantenimiento adecuado de la caldera puede suponer un ahorro de hasta el 15%. No hay que esperar a que se estropee.
  • Comprar electrodomésticos eficientes: Los dispositivos con una alta calificación de eficiencia energética (de clase A+ o superior) usan entre un 5 y un 10% menos de energía cada año. Y, por supuesto, tienen que estar debidamente certificados.

Según Kirsten Raapke, country manager de TÜV Rheinland España, “esperamos que estos consejos ayuden a ahorrar energía en el día a día. Se tratan de pequeños actos en la casa de cada uno que se hacen grandes para la sociedad”.

Compartir.

About Author

smartLIGHTINGhome

Comments are closed.